Genoveva Casanova hace delirar al público de Benicassim con ‘El llanto de los elefantes’

Románticacontemporánea1“Para mí el romanticismo es una forma de vivir la vida, un poco melancólica y casi se podría decir que con un ‘dolor hermoso’”, definía ayer Genoveva Casanova, la escritora más esperada de la jornada de la I Feria Nacional de Novela Romántica de Benicàssim.

El llanto de los elefantes es un relato de amor ambientado en la India donde Genoveva, como ella misma reconoce, contiene muchas experiencias vividas que le han servido para documentar e inspirarme en la novela.

Románticacontemporánea4De la feria de Benicàssim apunta que “es una experiencia preciosa y una oportunidad para que las lectoras puedan conocer a sus autoras favoritas y compartir con ellas algunos momentos”.

Así se clausuraron las presentaciones que ayer coparon la Feria de novela romántica que contó con Mercedes Perles, Beatriz Cepeda y Noelia Amarillo.

LA IMPORTANCIA DE LA SEDUCCIÓN EN LA NOVELA ROMÁNTICA

En la tarde de ayer, el escritor Juan Bolea, volvió a moderar la mesa redonda sobre el género romántico. La tertulia tomó de inicio un camino sinuoso sobre los condicionantes de la novela romántica. En el debate participaron: Noelia Amarillo, Juan Bolea, Mercedes Perles, Beatriz Cepeda, Andrea Tommasini, Marta Querol, Virginia Aguilera y Silvia C.Carpallo.

Románticacontemporánea2“Se siguen utilizando los estereotipos de la seducción, el don Juan o la mujer fatal, pero adaptado a los tiempos”, argumentaba Marta Querol. Sin embargo, Beatriz Cepeda, conocida por su seudónimo Perra de Satán, contradecía este posicionamiento diciendo que “yo no quiero reproducir o impulsando estos arquetipos. El don Juan quiere seducir por encima de todo y la mujer fatal conlleva siempre ser fría y calculadora, pero las mujeres no somos así. Lo que es interesante es renovarlos, darles matices y quitarles esas estructuras canónicas”.

Por su parte, Mercedes Perles aportaba al debate que “la novela romántica y seducción van unidas de la mano. Ha de haber tensión pero sobre todo seducción”. Una tertulia que derivaba hacia la erótica del poder, un asunto no siempre necesario, como recordaba Noelia Amarillo, “en mis 17 novelas, no tengo grandes y poderosos amantes. Tengo electricistas, zapateros y hombres muy normales”. Con lo cual quedó demostrado que las novelas de amor están mucho más cerca del público de lo que todo el mundo piensa.

Románticacontemporánea3LA TERTULIA DE YOLANDA QUIRALTE

El debate sobre la novela romántica tuvo ayer dos foros, como en el resto de las jornadas de la feria. “Pensaba que nunca lo dirías” era el título de la tertulia moderada por Yolanda Quiralte donde se habló de las fórmulas de llegar a las escenas más eróticas, según las autoras. Teresa Cameselle, Catherine Roberts, Mª Jesús Puchalt, Bela Marbel, Lisa Aidan se encargaron de explicar cómo es necesario describir los escenarios pero sin excesos. Además también se habló de los subgéneros de la novela romántica y como esto hace variar los registros dialécticos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *